gloria2019-06-04T23:14:09+00:00

Gloria Montoya

Gloria Montoya fue una destacada artista, escritora y docente nacida en Paraná en 1935. Sus producciones plásticas y su poesía guardan un mismo espíritu y conforman una obra única. La mujer, el río, los pájaros, los laberintos, los dramas sociales, el medio ambiente, la infancia, los signos y el sol son algunas referencias importantes en su trabajo.

Como pintora fue una estudiosa del color y de los diferentes materiales. Mucho de su trabajo transita por la abstracción, aunque esto no le impidió entablar un diálogo con la figuración.

Estudió en la Escuela Provincial de Bellas Artes, en la Escuela Superior de Bellas Artes de la Nación Ernesto de la Cárcova y en el taller de Vicente Forte. Se recibió de Profesora de Filosofía en la Universidad Nacional de Rosario.

Publicó cuatro libros: Adiós a las ciudades y otros poemas (poesía, 1967); El cielo se tragó las estrellas (poesía, 1971); Tierra América (poesía, 1976); e Historias traspapeladas (cuentos, 1988).

Tuvo varios ateliers. El primero lo instaló en 1959 en el garaje de la casa de su madre, Celia Ortiz -destacada pionera de la pedagogía en Argentina- en Avenida Rivadavia (actual Alameda de la Federación) de Paraná. Allí conformó el Grupo 633 junto a Juan Gerardo Zapata, Felipe Aldama y, luego, Carlos Asiaín. El colectivo mostró sus obras en Entre Ríos, Santa Fe, Rosario, Córdoba y Buenos Aires.

Otro de sus espacios más recordados es el Taller del Río que funcionó desde 1989 en Güemes y Liniers, en la zona del Puerto Nuevo. Allí se organizaron numerosos encuentros culturales, confluyeron artistas y estudiantes y, entre otros proyectos, surgió el grupo de narración oral Paranatecuento.

Montoya recibió reconocimientos desde mediados de la década 1950 en adelante. Entre otros, obtuvo el Salón Municipal de Paraná (1964) y el premio Adquisición en el Salón Anual de Artistas Plásticos de Entre Ríos (1970, 1974, 1975).

Entre otros lugares, montó muestras individuales en las galerías Witcomb y el Sol de Buenos Aires; también lo hizo en salas de Mendoza, Misiones, Corrientes, Santa Fe y en varias ciudades entrerrianas. En la capital provincial, expuso en lugares como el Museo Provincial de Bellas Artes Pedro E. Martínez, la Alianza Francesa, la Asociación Mariano Moreno, las galerías Fénix, Pra y Mountford, el ateneo Luis L. Etchevehere y el espacio Hora Cero.

Dio conferencias, seminarios, cursos, escribió artículos periodísticos, ilustró libros y fue jurado de varios concursos. Fue nombrada vicedirectora de la Escuela de Artes Visuales en 1959. Allí ejerció como profesora de Teoría del Color e Historia del Arte y, por un tiempo, fue directora interina. Durante algunos meses, entre 1977 y 1978, se desempeñó como Directora de Cultura de Entre Ríos. Desde 1985 hasta 1989 fue titular de Historia del Arte en la Licenciatura de la Información de la UNER. Asimismo, fue docente en el Profesorado de Enseñanza Primaria y en la Escuela de Música, Danzas y Teatro de Paraná.

En 1960 ganó por concurso la Beca Federal del Gobierno de Entre Ríos -junto a otros tres artistas de la provincia- para realizar estudios de pintura en París. Eso le permitió recorrer centros formativos en Francia, España e Italia. También fue becaria del Fondo Nacional de las Artes en la especialidad de Grabado.

Ese mismo año se casó con Oscar Arturo Daneri Bavio con quien tuvo tres hijos: Jorge, María Gloria y María Cristina Mercedes.

La artista falleció en 1996. La biblioteca del Museo de Bellas Artes de Entre Ríos y el Centro Cultural Municipal que se erige en esta barranca llevan su nombre.

El cielo se tragó las estrellas

caminaron con el corazón apretado entre los dientes

no era el temor de los cobardes
ni la audacia de los ciegos

el cielo estaba tenso
con todas las estrellas apretadas
en una boca amarga

caminaron mordiendo los latidos del corazón
-los sueños infantiles
jugando a las escondidas
detrás de las burbujas del miedo-
con toda la ansiedad de una juventud defraudada
y la fuerza de generaciones hecha hueso

los esperaba
un látigo de fuego
lenguas de odio masticado
y maloliente
en un reiterado desencuentro de siglos

los cabellos
donde el sol era un trigal de sueños
barrieron las calles
el cielo se tragó las estrellas

botas y sables
pisotearon las futuras
reconstituciones

un hilo de sangre
siguió el recorrido de los hospitales

América
en tu tobillo
se enciende una pulsera de volcanes
se reinicia el cortejo de la muerte
para reconquistar la vida.

*Montoya, Gloria. El cielo se tragó las estrellas. Pág 38 y 39. Editorial Colmegna SA. Colección “Entre Ríos”. N°7. 1971.

BIBLIOGRAFÍA:
Los nuestros. Para una memoria cultural de Entre Ríos. Centro de Producción en Comunicación y Educación. Facultad de Ciencias de la Educación. UNER. Paraná. 1997

FUENTES:
Conversaciones con Gloria Daneri (hija de Gloria Montoya)
Gloria Montoya de Daneri – Página en Facebook
Gloria Montoya obra gráfica, obra poética
Fragmentos de un recorrido poético
Gloria Montoya en Arte de la Argentina
Hoy, Gloria Montoya: la magia de la rica expresión artística

FOTOGRAFÍA Archivo familiar

Compartir:
Facebook
Twitter
Instagram