anfiteatro2021-07-06T14:03:47+00:00

Anfiteatro Héctor Santángelo

Numerosas expresiones de la música, el teatro, el cine, la danza, entre otras propuestas artísticas, han tenido su ámbito de desarrollo en el Anfiteatro Municipal Héctor Santángelo desde 1985 en adelante. Su construcción, iniciada en 1983, se integra al sector del Parque Urquiza conocido como Boca del Tigre, siguiendo las depresiones naturales del terreno, incorporando aguas subterráneas existentes y permitiendo que se produzca una relación entre la Costanera Media y el río.

El equipo que lo diseñó estaba integrado por Graciela Dujovne, Patricia Dujovne, Alfredo Sticech, Osvaldo Lifschitz y Mario Giusti. El proyecto fue seleccionado mediante Concurso Público al que se presentaron varias propuestas.

Los principales materiales utilizados para su constitución fueron la piedra caliza natural y el hormigón armado. Las características paredes convexas del fondo del escenario benefician la acústica. También se destaca que a la trastienda pueden acceder los vehículos que transportan el equipamiento técnico. La totalidad de la obra no se terminó en la primera etapa de trabajo, sino que hubo algunos sectores, como las instalaciones sanitarias, que demoraron en ser concluidas.

La inauguración tuvo lugar el 6 de diciembre de 1985. Exactamente a las 22:30 de ese día fueron lanzados los fuegos artificiales que dieron inicio a la puesta en marcha del Anfiteatro Municipal. Esa noche se presentó la agrupación paranaense Magma y el reconocido trío Vitale – Baraj – González. La capacidad de las tribunas fue colmada con la presencia de dos mil espectadores. Según cuenta la crónica publicada en El Diario «la organización no tuvo tropiezos. Magma abrió su actuación con “Posdata para una resurrección” y en la segunda parte el trío Vitale – Baraj – González motivó la fervorosa adhesión de la concurrencia. Con el Anfiteatro la ciudad tiene ahora un nuevo y necesario ámbito para la actividad cultural».

Esa noche el sonido fue controlado por una consola de 24 canales y las luces utilizadas fueron las del Teatro 3 de Febrero. Las gradas fueron divididas en seis sectores para que la ocupación fuera ordenada. El operativo contó con 17 agentes de la Municipalidad que estuvieron a cargo de la parte exterior del Anfiteatro; el control interno fue responsabilidad de 10 integrantes de la Agrupación Cultural La Ventana que también brindó el servicio de cantina. El perímetro del lugar contó con un cerramiento especial y las adyacencias se utilizaron para el estacionamiento. El valor de las entradas fue de un austral.

Desde sus inicios, este espacio cultural ha sido, en general, convocante tanto para artistas locales como nacionales e internacionales. Por ejemplo, fue uno de los principales centros de desarrollo de la Alternativa Musical Argentina, un proyecto de gestión independiente que tenía por objetivo consolidar la música popular, por fuera del modelo industrial y el centralismo cultural. Además, por su escenario han pasado figuras como Atahualpa Yupanqui, León Gieco, la murga Falta y Resto, Teresa Parodi, Jorge Fandermole, Rubén Rada, Pappo, Emilio Del Guercio, Raúl Carnota, entre mucho otros.

A través de la Ordenanza 7042 de 1987 se dispuso el nombre de Héctor Sántangelo al Anfiteatro. El homenajeado fue un impulsor del teatro en Entre Ríos que nació en Paraná en 1909. Además de dedicarse al arte escénico fue periodista en diarios como El Tiempo, El Diario, La Acción y corresponsal para La Prensa. Fue director del Teatro 3 de febrero y director de Cultura del gobierno provincial. A su vez, dirigió el ciclo de teatro unitario de la emisora Lt 14 Radio General Urquiza.

FUENTES
Anfiteatro: últimos pasos de la primera etapa. EL DIARIO. 24 de noviembre de 1984. Paraná
La música estrena el Anfiteatro. EL DIARIO. 5 de diciembre de 1985. Paraná
Inauguración del Anfiteatro. EL DIARIO. 7 de diciembre de 1985. Paraná
El Anfiteatro Héctor Santángelo volvió a lucir en la ciudad
Ordenanza Nº 7042 – Anfiteatro Municipal “Hector Santángelo”

FOTOS incluidas en el libro Israel Hoffmann. Escultor de Entre Ríos de Marcelo Olmos

Compartir:
Facebook
Twitter
Instagram